jueves, 22 de junio de 2017

CHULETAS DE CERDO EMPANADAS AL AJILLO

A estas alturas del verano muchos nos vamos a pasar el día en la piscina y nos llevamos el bocadillo o el tupper...
Pero...¿que ponemos en ese tupper?...hoy os voy a dar una idea deliciosa que aguanta muy bien su consumo en frío o en caliente...recién hecho.
El secreto de estos filetes empanados esta en el ajillo y el macerado...nada mas...todo muy muy sencillo.
Podéis usar chuletas de lomo, de pierna o, como en mi caso, de cabecero, que me parecen las mas jugosas para este tipo de preparación.


Vamos a necesitar:

- Una chuleta por comensal, yo puse 5.
- 3-5 dientes de ajo, depende de lo grande que sean.
- Una cucharadita de sal.
- 2 pellizcos de pimienta negra recién molida.
- Una cucharada de perejil picado, mejor si es fresco.
- 70 gr de aceite de oliva.
- 2 huevos.
- Pan rallado.
- Aceite para freír.

Tiempo de preparación:

Unos 15 min, excluyendo el reposo/macerado.

Preparación:

Ponemos en el vaso los ajos, la sal, el perejil y el aceite de oliva. Picamos 5 sg a velocidad 7.



Pintamos o untamos con este aliño las chuletas y ponemos en una fuente, vertemos por encima el resto del aliño. Ponemos en la nevera y dejamos reposar un mínimo de 4 horas, mejor de un día para otro.





Una vez hayan tomado todo el sabor del ajillo, las pasamos por huevo batido y pan rallado.



Freímos en abundante aceite de freír.



Sacamos a una fuente con papel de cocina para que eliminen el exceso de aceite.


Servimos inmeditamente o dejamos enfriar y...al tupper...


En casa lo tomamos acompañado de una ensalada verde.

martes, 20 de junio de 2017

GAZPACHO DE ALBAHACA

Este año estamos probando variaciones sobre gazpachos, el nombre genérico de las sopas frías propias de estos meses...sobre todo en Andalucía, aunque ya se ven estas refrescantes recetas por toda la geografía española.
Este, en concreto, es muy versátil. Lo mismo lo podemos tomar como primer plato en una comida (unas 6 raciones), como servir de aperitivo en vasos de chupito (así os salen muuuchos) en una fiesta con amigos.
Es recomendable, si queréis triunfar, adornarlo con una hoja de albahaca entera, el queso fresco y un chorrito (unas gotas) de aceite de oliva virgen extra.
Pues me voy a ir tomando un chupito mientras pienso que sopa fría preparo para la semana que viene.


Vamos a necesitar:

- 100 gr de aceite de oliva virgen extra.
- 800 gr de tomate triturado de calidad o 800 gr de tomates pera maduros.
- 25 gr de vinagre de vino.
- 4-6 ramitas de albahaca fresca.
- Media cucharadita de sal.
- Un pellizco de pimienta recién molida.
- 500 gr de agua fría o cubitos de hielo.
- Unos 100 gr de queso fresco, opcional.

Tiempo de preparación:

5 minutos.

Preparación:

Ponemos en el vaso el tomate (si es pera, cortado en cuartos), el vinagre, la albahaca (solo las hojas), la sal, la pimienta y el agua fría o el hielo.



Trituramos 2 sg a velocidad 5-10.


Añadimos el aceite de oliva y mezclamos 15 sg a velocidad 6.



Servimos muy frío.


Podemos acompañarlo con un poco de queso fresco desmenuzado por encima o unos dados de queso fresco pinchados en una brocheta.

domingo, 18 de junio de 2017

HELADO DE YOGUR GRIEGO

Hemos pasado la mitad de Junio y...ya va tocando una receta de helado, ¿no?.
El primero de esta temporada es un helado muy sencillo, con solo tres ingredientes, pero muy muy sabroso...me encanta el helado de yogur.
Hemos preparado la versión mas básica, pero podemos acompañarlo con lo que mas nos guste. Almendras picadas, Pecanas, mermeladas o...como mas me gusta a mi...un buen chorro de miel buenecita...ummm!.
Un dulce Domingo para tod@s!.


Vamos a necesitar:

- 500 gr de yogur griego.
- 100 gr de azúcar.
- Una clara de huevo.

Tiempo de preparación:

3 horas, incluyendo los reposos.

Preparación:

Ponemos el yogur en cubiteras y metemos al congelador durante un mínimo de 24 horas.


Ponemos en el vaso el azúcar y glaseamos 10-15 sg a velocidad 10.


Añadimos el yogur congelado y la clara de huevo.


Trituramos un minuto a velocidad5 y, a continuación, 30 sg a velocidad 9.



Ponemos en un recipiente y metemos al congelador una hora.



Sacamos y removemos con ayuda de un tenedor o un cuchillo sin punta para romper los cristales. Volvemos a introducir en el congelador. Repetimos esta operación dos veces mas.



Después del ultimo removido, metemos en el congelador una media hora. Sacamos a copas con ayuda de un sacabolas.



Servimos inmediatamente.


Podemos acompañar de sirope, chocolate fundido...

jueves, 15 de junio de 2017

BOQUERONES FRITOS AL LIMON

Aquí tenemos el plato perfecto para acompañar a nuestra sopa fría del martes...unos impresionantes boquerones rebozados con limón.
No conocía la receta, pero ahora veo en internet que es un clásico...jejeje!.
Yo he decidido guiarme por la preparación del gran maestro Karlos Arguiñano...parece que todo es mas fácil de preparar cuando se lo ves hacer a el.
Yo, aunque no lo pone en la receta, los he puesto, una vez sin tripas ni espinas, un par de horas en remojo en el frigo para que eliminen toda la sangre.
El tiempo de macerado en limón varía entre 10 y 40 minutos, según nos guste mas o menos ese sabor.
También podéis ponerle en el macerado, si queréis, un poco de perejil fresco picado fino.


Vamos a necesitar:

- 500 gr de boquerones.
- 3 dientes de ajo.
- El zumo de un limón.
- Sal.
- Harina (normal) para rebozar.
- Aceite abundante para freír.

Tiempo de preparación:

Con los reposos...una horita. Pero rebozar y freír son 5 minutos.

Preparación:

Quitamos la cabeza a los boquerones, los destripamos y retiramos la espina central, sin que se separen los lomos.



Ponemos en una fuente honda y cubrimos con agua fría, dejamos reposar un par de horas en el frigorífico para que se desangren.



Una vez desangrados, escurrimos bien.



Los colocamos bien en un plato o fuente amplia, con algo de fondo, les ponemos un poco de sal, un ajo picado fino y el zumo del limón. Dejamos reposar entre 15 min y media hora, según nos gusten con mas o menos sabor a limón.


Escurrimos y desechamos los ajos.



Pasamos los boquerones por harina y sacudimos para eliminar el exceso de harina.



Ponemos en el aceite caliente un par de ajos con un corte profundo. Freímos los boquerones hasta que estén dorados.



Sacamos y dejamos escurrir sobre un papel absorbente.



Servimos caliente.


Podemos acompañar con una ensalada verde.